CASA DE PIEDRA

Proyecto de vivienda con tipología en forma de L, desarrollada en una única planta y grandes espacios.
El blanco y la piedra, como elementos predominantes y carpinterías en tonos rojizos, marrones, le dan el carácter mediterráneo a la vivienda.
La propia forma de la vivienda define los espacios exteriores de la misma, generando una zona exterior cubierta, perfecta para la estación estival, y directamente vinculada a la piscina.
Grandes paños acristalados permiten esa fusión entre lo interior y lo exterior, quedando reforzado con la posibilidad de apertura de las mismas, difuminando el límite entre ambos.
El sistema estructural empleado es de losa aligerada, realizado con cuerpo huecos estructurales, de material reciclado, permitiendo luces de 12 metros de distancia, sin existencia alguna de pilares